Skip to content

Nº 244: Lechugas y Tomates de MundoVegetariano.com

Ana Moreno y Juliano en Planet Raw, Santa Mónica, CA.

Hola amigos! Bienvenidos al Boletín de Marzo de 2012!

Como sabéis, actualmente me encuentro en Estados Unidos, reciclándome, aprendiendo, trabajando y pensando en  nuevos proyectos. Algo para lo que el día a día en mi querido Hotel Rural La Fuente del Gato, no me deja tiempo. Por eso, me he tomado un par de meses de descanso, con idea de renovarme para poder seguir ofreciendo lo mejor de mi en mi trabajo.

Durante mi estancia en California, he podido visitar el restaurante de Jenny Ross, “118 Degrees“, en Costa Mesa. El libro de Jenny, “Raw básico. Cocina Cruda“, acaba de ser publicado en Español. Su restaurante me encantó, fue muy agradable cenar allí y la comida estaba exquisita. Disponen de menú y carta, aunque la oferta suele emular los platos típicos americanos como burritos, tacos, ensalada César… que son sabores de los que mi paladar español, no gusta especialmente. Tomé una ensalada de kale (col rizada) marinada, que estaba realmente deliciosa. Aproveché porque la “col rizada o crespa“, en inglés “kale”, es una verdura difícil de encontrar en España, y sus propiedades nutricionales son tremendas: Como todas las coles, previene la degeneración celular y el cáncer, y es rica en vitaminas A, C, K y en minerales como hierro y, sobre todo, calcio.

Es España la venden por internet (cuando la tienen) algunos agricultores ecológicos, como Terra Madre y Agricultura Védica Maharishi.

Jenny Ross imparte clases de crudiveganismo en su restaurante, a partir de mayo, pues ahora mismo está de baja por maternidad. ¡Muy recomendable!

Otro día, fui a comer sola a Au Lac, el restaurante donde trabaja el Chef Ito, en Fountain Valley. Se dice, que Ito hizo una promesa a Dios: Le pidió que le convirtiera en un gran chef crudivegano y le ofreció su voz. Si, su voz. Como Ito, hoy es un gran alquimista de los crudos, ya no habla. Así que llegué al restaurante, a eso de las 12 del medio día, y me encuentro un cartel en la puerta donde indica los horarios de apertura “De 11.33 a 3.33 y de 5.33 a 9.33″, (el 3 es el número de la suerte de Ito), al lado de un cartel en el que indica que lo que ahí ofrecen es “Humanese Cuisine”. Entro, y a pesar de estar super oscuro, inmediatamente me doy cuenta que todo el personal es oriental. Me sientan en la mesa más horrible de todas, en el centro del restaurante, mientras aún no tenía muy claro si estaba en una especie de restaurante chino o de puticlub, con las paredes rojas y sin casi luz. Miro a mi alrededor y veo pasar platos con langostinos y con pollo, y esa salsa sospechosa que le ponen a todos los platos en los restaurantes chinos… Me traen la carta, y veo que se divide en dos: Una es la parte de los platos veganos, la otra la de los crudiveganos. ¿Entonces, los langostinos, y el pollo? Pues efectivamente, eran de soja, pero muy bien conseguidos (al menos el aspecto, no lo probé). A mi éstas cosas me producen bastante rechazo, pero pienso que para el que es vegano sólo por ética y le encanta la carne y el pescado, puede ser maravilloso comerlo!

Pedí una ensalada con hojas verdes, algas y kimchi. El kimchi, bastante de moda en California, es un plato coreano, similar al chucrut, pero a lo coreano. Es decir, un fermento de col. No sólamente tenemos un alimento rico en antioxidantes y anticancerígeno como la col, sino que además, está fermentado, lo que aumenta su cantidad de enzimas y lo convierte en un regenerador de las bacterias bióticas del colon. Todos lo podemos hacer en casa.

Mientras disfrutaba de mi plato, me fijé en un chef en la cocina, pequeñito y delgadito, oriental también, que no hablaba. Pensé: “Será Ito”. Casualmente, pasó hacia el baño y reparó en mi, que estaba sentada en esa horrible mesa que he mencionado, en el mismo centro de todo el restaurante… además era la única persona que estaba sola. Se dió la vuelta y vino a mi mesa, y con el pulgar levantado me preguntó -sin hablar- si todo estaba ok. Siguió su camino hacia el baño, mientras me dejaba pensando: “Si él supiera… que he venido desde España a comer su comida…. ¡pues lo debe saber!” Así que cuando pasaba de nuevo cerca de mi mesa, de camino de vuelta del baño, le llamé y se lo dije. Se emocionó y se puso casi a llorar. Me preguntó -todo por señas- que si había terminado de comer, y me llevó a la barra del restaurante, detrás de la cual se colocó y me preparó una bebida. A la bebida burbujeante, servida en una copa de champán, que resultó ser un kombucha, le añadió unas gotitas de algo, que según me dijo, era una poción hecha por él, mezclando hierbas, para mejorar el sistema inmune. Allí estuvimos “hablando” un buen rato, y me regaló algo más, que quiero regalaros a vosotros. Me escribió una lista de sus restaurantes preferidos crudiveganos en California, indicando cuál era el plato que más le gustaba en cada uno de ellos. Si tenéis oportunidad de viajar para conocer los crudos por California, no os olvidéis de esta lista!:

Lista de los restaurantes crudiveganos preferidos en California por el chef Ito del resaurante Au Lac (no están ordenador por preferencia)

118 Degrees, donde recomienda comer los tamales (en Costa Mesa)
Peace Pies (en San Diego)
Cru (en Los Angeles)
Better Life, donde recomienda comer lasaña (en Santa Mónica)
Euphoria, que es el restaurante de Matt Amsden (en Santa Mónica)
Sun Cafe (en Los Angeles)
Stuff I Eat (en Inglewood)
Inn of the Seventh Ray (en Topanga)
Mary`s Secret Garden (en Ventura)
Café Gratitude (es una cadena, hay varios en California)
Leaf Cuisine (en Los Angeles)
Planet Raw, el restaurante de Juliano (en Santa Mónica)

Salí de allí un poco mareada, yo pensaba que de la emoción, pero luego me acordé que el kombucha, por ser una bebida fermentada, puede contener algo de alcohol. Así que ¡be careful!

Después tuve la oportunidad de asistir a clases de crudiveganismo con Juliano, en su restaurante Planet Raw, en Santa Monica. Juliano es bastante excéntrico y se comporta un poco como un “genio”, pero debo reconocer que lo es. No en vano, publicó su maravilloso libro “Raw, the uncook book” en el año 1999, cuando casi todos en España, yo desde luego, estábamos a por uvas en esto de los crudos. Dice que no se pone enfermo desde hace 25 años porque todos los días toma un litro de zumo de naranja por la mañana y otro por la noche, pero que no valen naranjas cualquiera, tienen que ser las de Valencia… ¡qué suerte tenemos los españoles! Tampoco bebe agua más que embotellada en cristal, un agua especial que le traen de Italia… Bueno, aparte de estas anécdotas, su cocina era realmente espectacular.

Comparto un truco suyo, que me encantó, para hacer mantequilla crudivegana: Mezclar aceite de oliva y sal marina, congelar y listo! Ya tienes la mantequilla ¿No es alucinante?

Me enseñó a hacer también, entre muchísimas otras cosas, una tarta crudivegana de “queso”, que es la más rica que he comido en mi vida. La base la preparó con coco rallado en polvo, anacardos sin remojar triturados, miel, canela, vainilla y sal. Lo tritura todo y lo pone en un molde, creando una base como de 1 dedo de grosor, sin subir los bordes. El relleno lo hace triturando anacardos remojados y escurridos, con fresas, agua de coco, vainilla y sal marina. Dispone este relleno sobre la base, rellenando unos 3 dedos de grosor, y lo congela durante 2 horas. Después lo pasa al frigorífico. Esta tarta crudivegana de queso, tan sencilla, es la más rica que he comido nunca.

Hablando de sencillez, el próximo mes saldrá a la venta mi nuevo libro101 recetas Crudiveganas para Solucionarte la Vida“, que son recetas fáciles, para 1 persona, españolas, con ingredientes y utensilios sencillos, novedosas, rápidas, sanas y deliciosas. Porque yo pienso, ¿por qué si lo crudo es más fácil de preparar, más rápido y sencillo, más económico, más sano y más delicioso… por qué hemos de complicarlo? Lo que yo sugiero, porque es lo que me funciona a mi, y quizá a otras personas también les sirva, es comer crudo en casa, pero un crudiveganismo sencillo, cómodo, sin complicaciones. Por eso, para preparar las recetas de este libro, que ya está en la imprenta, no se necesitan ni utensilios especiales, ni se emplean ingredientes raros. Este libro también saldrá en ebook para kindle de Amazon.

Tengo muchas más novedades, pero ya me estoy extendiendo demasiado. Deciros que, aunque esté en EEUU, gracias a internet, sigo conectada con todos vosotros, para lo que necesitéis.

Estoy feliz por tener la suerte de vivir todo esto, per más aún por poderlo compartir con vosotros. Muchas gracias!

Me despido hasta el próximo boletín.
Besos, Ana Moreno.
ana@anamoreno.com

7 Comments

  1. ESTRELLA wrote:

    Hola Ana, ya estaba impaciente por leer el boletin de este mes y como siempre me sucede se hace cortito… disfruta de tus merecidas vacacionesgastronomicas,… nos describes tambien tus experiencias que parece que estoy alli contigo y ademas saboreando esos platos deliciosos. Gracias por tu generosidad. Un cariñoso recuerdo desde España…TE ESPERAMOS!!!!

    Martes, Marzo 6, 2012 at 19:00 | Permalink
  2. Virginia wrote:

    Solo decirte, k aproveches cada segundo y ns transmitas luego tu sabiduria.Enjoy!!!

    Miércoles, Marzo 7, 2012 at 8:14 | Permalink
  3. Diana wrote:

    Hola Ana!
    Te mando mucho cariño desde España y te doy las gracias por todo lo que haces, por ser guía y referencia y un valioso ejemplo de gran persona con valores enormes… un beso !

    Miércoles, Marzo 7, 2012 at 18:53 | Permalink
  4. Ana Moreno wrote:

    Muchísimas gracias y un abrazo muy fuerte desde EEUU !!!!

    Miércoles, Marzo 7, 2012 at 19:58 | Permalink
  5. Alma wrote:

    Hola Ana!!! Muchas gracias por escribir tus experiencias… hace poco que leo tu boletín, hace poco que estoy con alimentación vegetariana y desde que te encontre por intenet incluyo más alimentos crudos..te deseo lo mejor… Saludos desde México..

    Miércoles, Marzo 7, 2012 at 21:51 | Permalink
  6. Jorge wrote:

    Ay Ana… Porqué haces siempre que la vida nos parezca tan sencilla y maravillosa?… He disfrutado mucho con tu boletín… Parecía que escuchaba tu voz cuando lo estaba leyendo… Infinitas gracias, nos vemos a tu vuelta. Namaste querida Maharishi.

    Viernes, Marzo 9, 2012 at 0:29 | Permalink
  7. Ana Moreno wrote:

    La belleza está en los ojos del que mira… (en este caso del que lee :) ))

    Viernes, Marzo 9, 2012 at 0:59 | Permalink

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*