Skip to content

Nº 230. Lechugas y Tomates de MundoVegetariano.com

Hola amigos 

Bienvenidos al boletín de comienzos de año 2011.
Os deseo a todos de corazón un muy feliz año nuevo 2011. 

CONTENIDO DEL BOLETÍN DE ESTE MES 

1. Balance del 2010
2. Ideas de buenos propósitos para el 2011
3. Próximos cursos en el Instituto de Estudios Naturales El Vergel
4. Lo que pasa con los excesos: La acidificación de la sangre, ¿qué es? Y ¿qué consecuencias tiene?
5. Receta crudivegana de canelones de calabacín (rollitos de algas)
6. Receta vegana de pizza integral (y sin levadura) de rúcola 

  

BALANCE DEL 2010 

Hola amigos, 

Ya se acaba el año 2010 y a mí me gusta mucho recordar todo lo vivido. 

Cada año me sorprendo de la cantidad de cosas que ocurren en tan poco tiempo. Sobre todo, lo que más me llama la atención, es cómo la Vida te va concediendo lo que Ella creo que necesitas. Un ejemplo claro es la Casa Rural Vegetariana que estoy montando: La Fuente del Gato. La idea de crear una casa rural surgió un fin de semana en Mallorca, concretamente en el precioso pueblo de Banyalbufar… y de esto hace solamente 1 año, pues la idea llegó exactamente el sábado 12 de Diciembre de 2009.  Hoy, unos 12 meses después, la casa está prácticamente terminada. Es una casa de nueva construcción, en la que se han empleado materiales recuperados de derribos, dotándola de un confort del siglo XXI, pero un aire rústico y antiguo. Que en tan solo 1 año haya aparecido el lugar, haya conseguido financiación, la casa esté a punto de terminarse de construir… no es casualidad. Evidentemente no tiene nada que ver conmigo, como todo lo que hacemos, son fuerzas y energías más allá de nosotros mismos que propician o bloquean nuestros proyectos. Estamos en manos de Dios (o como cada cual le llame). 

Aquí tengo algunas ideas para revisar en la vida de cada uno: 

Qué ha cambiado en mí como ser humano, qué he aprendido.  Quizá he aprendido más de mí, de mis potencialidades y sobre lo que debo trabajar más a conciencia. Sabiendo cómo somos  podemos aprender a aceptarnos, y así, aceptar a los demás. Ver el reflejo de nosotros mismos en los demás es también otro bonito ejercicio. 

Qué decisiones hemos tomado. Quizá gracias a la crisis, hemos cambiado de empleo, o hemos decidido estudiar y reciclarnos. Quizá la decisión vino de fuera, por un despido o similar, pero nuestra elección es qué hacer con lo que sucede en nuestras vidas. Siempre tenemos la posibilidad de enfocarlo de forma positiva o de no hacerlo, es una elección personal. Quizá hemos dejado marcharse de nuestras vidas a personas con quienes nuestro lazo personal ya se terminó, o que no contribuyen al proyecto de cada uno, haciendo sitio para la llegada de nuevos seres a cuyas vidas también llegamos nosotros. 

Qué ha cambiado a nuestro alrededor. Es importante considerar todos los sucesos que han ocurrido en nuestro entorno, sabiendo que detrás de todo ello existe un hilo conductor, y que muchas veces, son los que nos van haciendo avanzar y crecer en la vida, ya sean sucesos que aparentemente nos perjudican o que aparentemente nos benefician. 

IDEAS DE BUENOS PROPÓSITOS PARA EL 2011 

A continuación, os doy algunas sugerencias de propósitos en la línea de los que aquí nos damos cita: Cuidado a los animales, al planeta, y a nosotros mismos en todos los sentidos. 

Comenzar el año 2011 con un ayuno. De hecho yo misma comienzo un ayuno de 2 semanas el próximo día 2 de enero. Todos estáis invitados a acompañarme. Como guía, os recuerdo mi libro “Ayunar para Sanar” o el Programa de Desintoxicación en 14 días. 

Apuntarse a un curso de alguna afición que tenga que ver con el cuidado de los demás y de uno mismo. Como por ejemplo un curso sobre reflexoterapia, herbodietética, kinesiología… Más adelante tenéis información sobre alguno de los cursos del Instituto de Estudios Naturales El Vergel, donde doy clases. 

Apuntarse a alguna actividad por el mero placer de hacerla: Como por ejemplo aprender submarinismo, aprender a cultivar un huerto, aprender canto, hacer un curso de cata de vinos… 

Practicar ejercicio regular suave, como por ejemplo yoga, taichí, senderismo, ir a nadar… 

Hacer un viaje. Puede ser un fin de semana a una casa rural… (la mía abre a partir de Abril 2011), o una escapada más larga. Un viaje no tiene por qué ser caro. En Marzo de 2011 me voy casi 3 semanas a India para continuar mi formación en yoga, en el Parmarth Niketan Ashram, en Rishikesh, que es un lugar que funciona por donativo; y hoy en día los vuelos, y más si se compran con anticipación, son muy económicos. 

Apuntarse a una ONG, para colaborar con alguna causa con la que uno esté sensibilizado: Una asociación para cuidar animales, ancianos enfermos y sin familia, personas sin techo, mujeres maltratadas, enseñar a escribir y a leer a personas sin recursos, dar clases de español para inmigrantes, ayuda a refugiados, etc, etc, hay miles. 

Si no se es vegetariano o si se pretende vegetarianizar un poco más la dieta, proponerse un paso más allá, cada uno en la medida de lo que pueda o quiera. 

Cuidarse: yendo al naturópata o al homeópata o al psicólogo; hacerse un análisis de sangre; darse un masaje; dormir más; eliminar de la dieta los alimentos acidificantes (ver artículo más adelante)… 

Leer más, especialmente libros de los que nos aportan algo. 

Hacer por mantener nuestras amistades que merecen la pena. Sacar hueco y verse, fomentar nuestra vida social, que es la base para la salud mental, la alegría y la felicidad. 

Y la última, aunque no por ello la menos importante, adoptar un animal. En mi caso, lo mejor que he hecho en la vida. 

  

Por mi parte, para el año 2011 os tengo preparadas algunas sorpresas. 

Además de la apertura de la Casa Rural Vegetariana La Fuente del Gato para Abril del 2011, actualmente estoy trabajando en un nuevo proyecto de televisión. Se trata de una serie de programas de cocina vegetariana con mucho crudos, recetas a mi estilo, que se grabará precisamente allí en La Fuente del Gato

Por otra parte, en este momento se encuentran en preparación 3 nuevos libros. 

El primero de ellos, en colaboración con mi amiga y colega psicólogo Adela Espinosa, con quien trabajo en conjunto en consulta de Naturopatía, titulado “Alternativas naturales para malestares del alma”. En él, hablaremos de cómo tratar los estados emocionales de malestar, de índole cotidiana, como el estrés, la ansiedad, la depresión leve, el insomnio o los desórdenes alimenticios, desde una perspectiva natural y de alimentación, teniendo en cuenta a las personas como seres humanos. 

Otro de ellos, que aparecerá en breve, es “Quiero ser vegetariano y no sé cómo”, y es un libro que responde a las necesidades de algunas personas, que quieren comer vegetariano, pero no saben cómo llevarlo a la práctica. No saben cómo pasar a la acción y necesitan una guía. Es un libro para vegetarianizar tu dieta hasta el grado que tú quieras, teniendo en cuenta tu caso particular: ¿Tienes poco tiempo? ¿Hijos? ¿No te gusta cocinar? ¿Comes fuera de casa? ¿Anemia? ¿Embarazo? ¿Colesterol alto? ¿Colon irritable? ¿Sobrepeso? ¿Te faltan ideas de recetas y acabas comiendo siempre lo mismo? ¿Miedo de que te falten nutrientes? 

El tercero, se titula “Cómo dedicarte a lo que te gusta (y que te paguen por ello)”. En él, cuento cómo conseguí abandonar un trabajo que me hacía tremendamente infeliz, y dedicarme profesionalmente a lo que para mí es un mundo apasionante. He seleccionado una serie de pautas generales que pueden hacer que cualquier persona deje de ser esclava de algo que no le satisface y donde se pierde todo su potencial, y consiga una vida económicamente estable, llena de disfrute por lo que uno hace y con la sensación de no estar trabajando. 

Simultáneamente continúo con mi consulta privada de Naturopatía y nutrición en Madrid y, a partir de Abril, también en La Fuente del Gato, Olmeda de las Fuentes (Madrid). 

Otra de las sorpresas es la gran expansión del Instituto de Estudios Naturales El Vergel, donde tengo la suerte de ser profesora. Este año comienzan muchos y variados cursos, cuya información se encuentra disponible on line; y para el próximo año 2012 comenzarán los estudios de Naturopatía, estudios que actualmente estamos diseñando entre los profesores y la dirección del Instituto, y para los que nos encantará contar con vuestras sugerencias. 

  

INSTITUTO DE ESTUDIOS NATURALES EL VERGEL 

Continúa su expansión el INSTITUTO DE ESTUDIOS NATURALES EL VERGEL, creado por la iniciativa de un compañero de formación y profesión, naturópata, Fernando Aparicio; en donde tengo la suerte de trabajar como profesora, junto a otros compañeros y colegas. 

Próximos cursos:

CURSO DE HERBODIETÉTICA (120 horas) 

A partir del Viernes 28 de Enero de 2011, en horario de tarde, de 17:00 a 21:00 horas todos los viernes. Impartido por 3 profesores, uno de ellos soy yo misma. 

CURSO DE REFLEXOTERAPIA PODAL (80 horas) 

A partir del Miércoles 26 de Enero de 2011, en horario de tarde, de 17:00 a 21:00 horas todos los miércoles. 
Más info en: 

Instituto de Estudios Naturales El Vergel
www.ienelvergel.com

info@ienelvergel.com
Calle Lopez de Hoyos nº 72 (metro Avenida de América).
Madrid
913 667 047. 

  

LO QUE PASA CON LOS EXCESOS, LA ACIDIFICACIÓN DE LA SANGRE ¿QUÉ ES? Y ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE? 

Acidosis y alcalosis: El equilibrio ácido-base 

Las consecuencias de una acidosis son la desmineralización, y eso se observa en la piel, que parece reseca, enrojecida y sensible; la acumulación de sustancias tóxicas en forma de depósitos en el organismo, por ejemplo cálculos biliares o urinarios; los dolores de las articulaciones y huesos; y disminución de las defensas, con consecuencias como infecciones repetitivas y que tardan en curarse. 

El proceso de metabolización de las proteínas animales, presentes en carnes, embutido, pescado, huevos y lácteos, conlleva una serie de residuos metabólicos de índole ácida: Ácido úrico, ácido láctico y purinas. 

El riñón se verá sobrecargado para eliminar los residuos de ácido úrico, que también se eliminarán por la piel (de ahí el fuerte olor corporal de las personas que se alimentan de forma muy carnívora), cuyos poros deberán estar correctamente desbloqueados, y no taponados con el uso de geles y cremas artificiales, en cuya elaboración están presentes ingredientes derivados del petróleo. 

Pero al acentuarse la acidificación del cuerpo, y verse sobrecargados sus órganos, éstos pueden perder eficacia en su función de eliminación. Así, el organismo que es muy sabio, acumula los tóxicos en los tejidos, para eliminarlos de la sangre, previendo poderlos desechar más adelante. Es como cuando barremos la casa y antes de recoger la basura, vamos haciendo montoncitos. 

El problema es que dichos montoncitos se acumulan en zonas del cuerpo donde también producen molestias, como los cálculos que ya mencionábamos antes, o dolores y deformidades de los huesos en la artritis, la artrosis y el reuma. Otras consecuencias son el asma, las alergias, los eccemas, la urticaria, la hepatitis, la arteriosclerosis, la desmineralización de los huesos, los dolores en general, el dolor de cabeza, el insomnio, etc. 

En un estado de acidosis es normal que una persona tenga el ánimo bajo y se sienta como en depresión, agotada, triste y ansiosa. Una persona con una depresión agravará su malestar anímico si sigue una alimentación desvitalizada que le produzca un estado de acidosis. En consulta, me encuentro muchas personas que pierden el interés en cocinar o en cuidarse cuando están pasando por lo que denominamos una “mala racha”. Esto, que es muy común y muy humano, no hace más que agravar el problema inicial, es decir, que el síntoma retroalimenta la causa. 

Hay alimentos que son ácidos pero no acidifican el organismo. Por ejemplo, el limón es un potente alcalinizador, aunque su sabor sea ácido. El azúcar, en cambio, sabe dulce, pero es de los alimentos más acidificantes que hay. 

La carne también es uno de los alimentos más acidificantes, además de los huevos, los quesos, las legumbres, los cereales refinados, el azúcar, el café, el té negro y el cacao. 

Si uno consume suficientes alimentos alcalinizantes, alrededor de un 85% de su dieta, y muchos de ellos crudos, puede consumir de vez en cuando alimentos acidificantes sin temor a desequilibrar su ph (no más de un 15%). La idea es que la proporción de los alimentos alcalinizantes sea muy superior a la de los acidificantes, y que dentro de los alimentos alcalinizantes, se consuma una gran cantidad de ellos en crudo; lo que a la vez nos lleva a la proporción ideal entre macro y micronutrientes. 

Pero también la tensión excesiva, la falta de oxigenación por pasar tiempo en ambientes cerrados y/o contaminados, y el sedentarismo, acidifican la sangre. Otra de las razones de la acidificación es un consumo exagerado de alimentos, es decir, comer en exceso. 


Alimentos en cuya digestión se producen sustancias alcalinas 

Para alcalinizar el organismo, se puede recurrir a consumir predominantemente los alimentos que son especialmente alcalinizantes, si es posible de cultivo natural y ecológico, como son: 

Frutas: Aceitunas, aguacate, arándanos, cereza, dátil, frambuesa, fresa, granada, grosella, higo, higo seco, limón, mandarina, mango, manzana, manzana seca, melocotón, melón, mora, nectarina, papaya, pera, piña, plátano, pomelo, sandía , tomate, uva, uva pasa. 

Verduras: Achicoria, ajo, apio, batata, berenjena, berro, berza, brócoli, calabacín, calabaza, canónigo, cardo, cebolla, cebolleta, champiñón, chirivía, col, coliflor, colinabo, diente de león, endibia, escarola, espinaca, lechuga, nabo, orégano, patata, pepinillo, pepino, perejil, pimiento, rábano, remolacha, repollo, romero, tomillo, zanahoria. 

Las algas en general. 

Cereales: Son ligeramente acidificante, los más neutros son el arroz integral y el trigo sarraceno, que botánicamente no es un cereal sino una semilla. En la digestión de la cebada integral, se producen sustancias alcalinas. 

Lácteos: Yogur, cuajada y quesos frescos y poco elaborados. 

Es importante cocinar las verduras al vapor, y no en agua; pues se ha comprobado que se pierden más de la mitad de los minerales y casi el 100% de las vitaminas, que quedan diluidos en el agua de cocción que se desecha. Por otra parte, para tal fin, nunca utilizaremos recipientes de aluminio. 

También hay que tener en cuenta que la fruta madurada de forma artificial, pierde sus propiedades alcalinizantes. 


Otros remedios alcalinizantes 

Tomar al día un litro y medio de infusión de las siguientes hierbas: Bardana, diente de león, ortiga y té verde. 

Terapia depurativa con zumos de verduras y frutas. Los zumos de frutas sin verduras no son aconsejables, pues el elevado contenido del azúcar de la fruta, separado de la fibra, dispara el índice de glucosa en sangre. Esto produce un desgaste de órganos como el páncreas, que se ve obligado a realizar un esfuerzo extra de secreción de insulina para neutralizar la cantidad de azúcar en sangre. El ayuno con zumos de verduras y frutas ayuda a eliminar los residuos ácidos del organismo. 

Tomar antes de las comidas un caldo depurativo realizado con cebolla y apio, y aliñado con zumo de limón y perejil. Este caldo puede ser condimentando con miso (pasta de soja fermentada), que no debe estar pasteurizado ni hervir o calentarse,  para que sus fermentos permanezcan activos. 

Beber agua bicarbonatada. Esta agua se prepara diluyendo media cucharadita de bicarbonato de sodio en un litro de agua. También se pueden alcalinizar los aceites refinados añadiendo bicarbonato de sodio a la botella de aceite y dejándolo reposar 24 horas antes de su consumo. Se evitará la ingesta del sedimento que se queda en el fondo de la botella de aceite, que no es más que la reacción del bicarbonato sobre los ácidos. 

Añadir una hoja de col blanca o una tira de alga kombu al agua de remojo y de cocción de las legumbres, huevos, pastas y verduras, especialmente acelgas, espinacas y remolacha. También puede prepararse un caldo con col blanca o con alga kombu, y condimentarse con miso y zumo de limón. 


RECETAS VEGETARIANAS
 

  CANELONES DE CALABACIN (ROLLITOS DE ALGAS) 

Corta el calabacín en tiras transversales muy finas con la mandolina. 

Hidrata unas algas hiziki, escúrrelas y mézclalas con germinados de alfalfa, hojas verdes variadas y pesto de tomates secos

Pon un montoncito de la mezcla sobre un extremo de cada tira de calabacín, y enróllala sobre sí misma hasta formar un canelón. 

PIZZA VEGANA E INTEGRAL (Y SIN LEVADURA) DE RÚCOLA 

Masa de pizza integral y sin levadura  (ideal personas con candidiasis) 

150 g harina integral de centeno  (un celiaco puede usar harina de arroz, maíz o mijo)
100 ml de agua pura filtrada
1 cucharadita de sal marina atlántica
2 cucharadas de aceite de oliva 

Trabajar la masa y extenderla  muy fina sobre una superficie enharinada o un papel de hornear o silpat. 

Colocar encima los siguientes ingredientes: 

Aceite de oliva macerado con ajo y albahaca
Rodajas finas de tomate natural
Rocíalas con pesto de albahaca y piñones
Rodajas finas de cebolla cruda
Un buen montón de rúcola
Sal marina atlántica
Pimienta negra recién molida 

Hornear durante unos 10–15 minutos a 200 grados. 

Muchas gracias por todo, me despido de vosotros hasta el próximo boletín en el mes de Febrero de 2011. ¡¡Feliz Año Nuevo 2011 para todos!! 

Ana Moreno
ana@anamoreno.com

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*